Interview

Publicado: 2 agosto, 2017 en Sin categoría

-Finalmente, a los lectores les gustaría saber en qué trabaja usted por ahora. ¿Podría decirlo?

-Anoche se me ocurrió algo, pero no sé, no sé…

– Se trata de algo así como una ballena. Es la esposa de un joven poeta, digamos, de un hombre común y corriente.

– ¡Ah, ya! La ballena que se comió a Jonás.

– Sí, sí, pero no sólo a Jonás. Es una especie de ballena total que lleva dentro de sí a todos los peces que se han ido comiendo uno a otro, claro, siempre el más grande al más chico, y comenzando por el microscópico infusorio.

– ¡Muy bien, muy bien! Yo también pensaba de niño en un animal así, pero creo que era más bien un canguro en cuya bolsa…

– Bueno, en realidad no tendría yo inconveniente en cambiar la imagen de la ballena por la del canguro. Me simpatizan los canguros, con esa gran bolsa en que bien puede caber el mundo. Sólo que, sabe usted, tratándose de la esposa de un joven poeta, es mucho más sugerente la imagen de la ballena. Una ballena azul, si usted prefiere, para no dejar a un lado la galantería.

– ¿Y cómo nació en usted tal idea?

– Es dádiva del mismo poeta, esposo de la ballena.

– ¿Y cómo es eso?

– En uno de sus poemas más bellos se concibe a sí mismo como una rémora pequeñita adherida al cuerpo de la gran ballena nocturna, la esposa dormida que lo conduce en su sueño. Esa enorme ballena femenina es más o menos el mundo, del cual el poeta sólo puede cantar un fragmento, un trozo de la dulce piel que lo sustenta.

– Me temo que sus palabras desconcierten a nuestros lectores. Y el señor director, usted sabe…

– En tal caso, dé usted un giro tranquilizador a mis ideas. Diga sencillamente que a todos, a usted y a mí, a los lectores del periódico y al señor director, nos ha tragado la ballena. Que vivimos en sus entrañas, que nos digiere lentamente y que poco a poco nos va arrojando hacia la nada…

– ¡Bravo! No diga usted más; es perfecto, y muy dentro del estilo de nuestro periódico. Por último, ¿podría cedernos una fotografía suya?

– No. Prefiero dar a usted una vista panorámica de la ballena. Allí estamos todos. Con un poco de cuidado se me puede distinguir muy bien – no recuerdo exactamente dónde –  envuelto en un pequeño resplandor.

Juan José Arreola

Anuncios

Marga

Publicado: 23 noviembre, 2016 en Música, Sin categoría, Textos literarios

Flor del valle,
solo pido verte hoy.
Y tu sangre subirá a través de mi.
Sos jardín en mi ser,
cubres el dolor.
Flor del valle,
sentirás atardecer,
de tu parte se derrite el viejo sol.

¿Me vendrás a buscar antes de partir?

15094436_10154715166199841_3986112566938970679_n

434c2d42f4ecfda378487e2432d2f1fa

434c2d42f4ecfda378487e2432d2f1fa

Creer en mi

Publicado: 23 abril, 2015 en Sin categoría

”Despiadada noche nupcial. Monstruo en su laberinto. Resquebrajas el lacre de los sellos de reyes que jamás oímos nombrar.

Qué indefinible tristeza cuando se escucha las palabras sin sentido que van, sin orden, amontonándose en el aire, disolviéndose como olas sobre la playa de la tarde, adelgazando, trocándose en espuma, en humedad, en nada. Y qué inmenso desconsuelo cuando se piensa imposibles estos seres que se agitan en la luz, con el ir y venir del viento entre las hojas de los árboles.

Pero, sobre todo, qué melancolía finísima, qué sombra, cuando uno se da cuenta de que estas tristes reflexiones en torno a esas criaturas que giran en la tarde lo han convertido en alguien infinitamente abandonado, en alguien que desde el otro lado del tiempo escucha, lleno de soledad, el fragor de este monótono rebaño de corazones”

Creer en mi

Publicado: 24 julio, 2014 en Sin categoría

ese fuego

Una corona de madera húmeda,

 (donde vive un pez)

se ha clavado en tu pecho,

se te ha hecho un árbol negro.

Como los ríos en la noche.

ese fuego ii

Frida Kahlo. Una historia posible

Texto: María Baranda.Anaya 2010

Madrid, España.GPachecoBlogspot 

PACHECHO

-Me parece que le conozco a usted.

-No recuerdo haberle encontrado antes.

-¿De dónde viene usted?

-He dejado tantas veces el mismo lugar

que tengo la impresión, ahora, de no ser de ningún sitio…

-…pero habla usted una lengua muy concreta.

La lengua de un país reconocible. El mío.

Edmond Jabès

Recogemos los sueños y quedamos embrujados.

PACHECO

“A las buenas y a las malas.”

Ed. Anaya

Words

Publicado: 24 julio, 2014 en Sin categoría

words1

Hago un pozo

para buscar una palabra enterrada.

Si la encuentro,

la palabra cerrará el pozo.

Si no la encuentro,

el pozo quedará abierto para siempre en mi voz.

La búsqueda de lo enterrado

supone adoptar los vacíos que fracasan.

R.Juarroz

words 2

Dices palabras con árboles

Publicado: 24 julio, 2014 en Sin categoría

dices palabras

dices palabras con árboles/

tienen hojas que cantan

y pájaros que juntan sol/

  

tu silencio

despierta

los gritos

del mundo/

 

                                                 Juan Gelman.

dices palabras ii

En un libro de versos salpicado

por el amor, por la tristeza, por el mundo,

mis hijos dibujaron señoras amarillas,

elefantes que avanzan sobre paraguas rojos,

pájaros detenidos al borde de una página

invadieron la muerte,

el gran camello azul descansa sobre la palabra ceniza,

una mejilla se desliza por la soledad de mis huesos,

el candor vence al desorden de la noche

(Gotán)

270280_10150270983164841_6937812_n

Nocturna

Publicado: 24 julio, 2014 en Sin categoría

El último escalón

Publicado: 24 julio, 2014 en Sin categoría

Es tu nombre y es también octubre

es el diván y tus ungüentos

es ella tú la joven de las turbaciones

y son las palomas en vuelos secretos

y el último escalón de la torre

y es la amada acechando el amor en antemuros

y es lo dable en cada movimiento y los objetos

y son los pabellones

y el no estar del todo en una acción

y es el Cantar de los Cantares

y es el amor que te ama

y es un resumen de vigilia

de vigilancia sola al borde de la noche

al borde del soñador y los insomnios

y también es abril y noviembre

y los disturbios interiores de agosto

y es tu desnudez

que absorbe la luz de los espejos

y es tu capacidad

de hacerte mirar en las cosas

y eres tú y soy yo

y es un caminarte en círculo

dar a tus hechos dimensiones de arco

y a solas con tu impulso decirte la palabra  

 

Homero Aridjis

 

es tu nombr

 

[reedited]